Mons. Ubaldo: “Los males políticos causan un lento genocidio en el país”

16 marzo 2017

Mariela Nava (Diario La Verdad. Marzo 13, 2017 – 12:00 am). El Centro de Estudios de la Doctrina y Praxis Social de la Iglesia de la Universidad Católica Cecilio Acosta (UNICA), el Foro Eclesial de Laicos, las Pastorales Social y Universitaria de la Diócesis de Cabimas realizarán, acompaaron el inicio de la décima primera Semana de la Doctrina Social de la Iglesia (DSI) bajo el lema La comunidad política y la iglesia católica.

Durante la homilía Santana se refirió que desde hace once años, este domingo de cuaresma ha sido escogido para inaugurar la semana de la doctrina social de la iglesia. Resaltó que la realización de “esta importante iniciativa” es el fruto de una misión mancomunada del foro eclesial de laicos y la Universidad Católica Cecilio Acosta atreves del centro de estudios de la doctrina social de la iglesia.

“Hemos querido llevar adelante este proyecto porque considerados que el estudio, el conocimiento y la aplicación de los grandes principios de la doctrina social de la iglesia constituyen una de las grandes herramientas para contribuir en la construcción de una Venezuela más justa y fraterna”.

Hambre y corrupción

Para Ubaldo el documento de la doctrina social detecta hace mucho tiempo “las graves deficiencias de los sistemas políticas que han venido cometiendo en nuestro país. El resurgimiento del militarismo, el predominio del estado, el centralismo. La creación de mecanismos de participación que en realidad son excluyente y la corrupción administrativa generalizada”.

Monseñor resalto estos “males” como los culpables del “empobrecimiento del país. Que en esta época lejos de disminuir se ha ido agravando desmesuradamente. Estos males están causando un lento genocidio en la población venezolana, particularmente en los más pobres”. También lamento la fuga de los jóvenes profesionales al extranjero y retomó los pasajes bíblicos leídos durante la eucaristía: “Hoy debemos hacer nuestras las palabras bíblicas que somos un pueblo que camina en las tinieblas y en sombras de muertes y aun  no vemos asomarse ese sol que nace en lo alto y nos trae en sus rayos la justicia social la convivencia y la paz”.

Un cambio 

Monseñor refirió en presencia de Giovanny Villalobos, secretario de gobierno del estado que “quisiera que se produjera un cambio rápido y profundo. Que en poco tiempo recuperáramos la patria que amamos y sus valores perdidos”. Sin embargo para el sacerdote la solución no está “a la vuelta de la esquina” debido a las características de los políticos venezolanos. “La gran mayoría de nuestros dirigentes políticos carecen de valores éticos y morales sólidos y bien fundamentados. Son presa fácil de lograr sus propios intereses económicos y políticos internacionales. Están dominados por el ansia de poder y no vacilan en enriquecerse en base a corrupción y rapiña”.

Ubaldo sentenció que los dirigentes políticos del país “no están dispuestos a dar su vida por el bien y el progreso de su pueblo, particularmente de los más pobres y con menos recursos”.

Por eso invitó a los ciudadanos a “denunciar estas inequidades”. “No basta denunciar, debemos todos dedicar nuestras fuerzas a sembrar la esperanza y a preparar hombres y mujeres honestos y competentes que amen con pasión a su pueblo y se entreguen con mística y tesón al noble ejercicio de la política”.

Foto: Alejandro Paredes.