Monseñor Ubaldo Santana en inicio de la Cuaresma: “Quien manda en nuestras vida debe ser Dios”

2 marzo 2017

img-20170301-wa0010_1187729724Keila Vílchez Boscán (Diario Panorama. Marzo 1, 2017 – 12:35 p.m.) La catedral de Maracaibo está repleta de fieles este Miércoles de Cenizas, quienes acudieron a la eucaristía que marca el inicio de la Cuaresma.

“Quien manda en nuestras vida debe ser Dios, y en estos tiempos de Cuaresma es propicio que lo encontremos, aquellos que no lo han hecho, y aquellos que ya lo tenemos en ella tenerlo siempre presente”, dijo María Villalobos, residente de San José.

El arzobispo de Maracaibo, monseñor Ubaldo Santana, durante la homilía enfatizó la necesidad de vivir la vida por el carril de Dios. “La limosna, la oración y el ayuno es el carril a seguir por todo cristiano”.

Sobre el primer carril (limosna) refirió que es el deber que tenemos todos los cristianos de compartir con los demás lo que tenemos.

“La oración es la necesidad del permanente contacto con Dios. Tal como una palabra que está de moda enchufados, nosotros tenemos que vivir enchufados con Dios, porque para nosotros es de vital importancia, pues Él nos marca el principio y el fin de nuestra vida. Y si tenemos a Dios tenemos la brújula en la vida. Y sin Él estamos descarrilados”, dijo.

Sobre el ayuno enfatizó que debe formar siempre parte de la vida del cristiano, porque “es una práctica que nos ayuda a tener el control de nosotros mismos. Control de nuestras pasiones y vicios“.

Este Miércoles de Cenizas arranca la Campaña Compartir 2017 que desarrolla la Iglesia católica todos los años.

Fotos: Keila Vílchez Boscán.


Mons. Ubaldo Santana: “No se puede ayunar en un país donde se pasa hambre” (+Galería)

2 marzo 2017

JLGMisaCenizaMariela Nava (Diario La Verdad. Marzo 2, 2017 – 12:00 a.m.) La eucaristía que marca el inicio de la Cuaresma colmó de fieles la Catedral de Maracaibo. Monseñor Ubaldo Santana ofició la santa misa en la que llamó a prepararse para “esta carrera que culmina con la pascua”. Uno de los símbolos del Miércoles de Ceniza es el ayuno, sin embargo el sacerdote habló del tema durante la homilía, “no se puede ayunar en un país donde ya se pasa hambre”.

El representante de la Iglesia católica explicó: “El ayuno lo practicamos para fortalecernos, para tomar control de nosotros mismos. Es una de las prácticas tradicional privarnos de alimento, pero este año los venezolanos no nos podemos privar de comida porque ya cuesta mucho conseguirla. Ya hay mucha gente desnutrida, desvalida, flaca y enferma y eso sería contrario a lo que Dios quiere, que es que estemos fuerte y sanos y con capacidad de poder desempeñar nuestros deberes y obligaciones”.

Para monseñor es importante entender que hay otras formas de ayunar y que van a la par con la situación que atraviesa el país. “Tenemos que ayunar de odio, de resentimientos y de deseos de venganzas, las polarizaciones políticas, las confrontaciones, el deseo de querer superar situaciones de manera violenta y sin tomar en cuenta procesos humanos sociales y políticos de crecimiento nos llevan a veces a llevarnos por atajos dañinos y eso tenemos que revisarlo a fondo, porque si queremos llegar a caminos de paz, tenemos que dar paz y convivencia. Tenemos que practicar desde ahora y la Cuaresma es un tiempo fabuloso para eso. Ojalá que este mensaje llegue a nuestros hogares, la Asamblea, el Tribunal Supremo de Justicia, el CNE en la presidencia”.

Monseñor Ubaldo Santana llamó a los practicantes de la fe cristiana a preparase durante los próximos cuarenta días. “Debemos llegar a la pascua con el mejor entrenamiento posible a través de algunos ejercicios muy concretos como la limosna: que es la práctica del compartir y la donación de bienes, la oración: que es una conexión mayor con Dios y el ayuno que es la privación de aquello que nos enferma, que nos envicia y nos debilita. Con estas prácticas podemos realizar verdaderamente una mayor amplitud nuestra vocación cristiana”.

Los fieles recibieron, como es costumbre, la marca de la cruz en la frente con la ceniza bendita. Los Niños Cantores del Zulia participaron de manera especial en la santa misa.

Fotos: José Gil.